Cargando...

martes, 27 de diciembre de 2011

¿porque me llamais, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?

"No todo el que me dice "Señor, Señor," entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos" Mateo 7:21
En estos tiempos  una de las preguntas mas polémicas en la iglesia cristiana es: ¿La salvación se pierde?.... pregunta polémica porque todos nos hemos vuelto muy "doctos", hasta los recien nacidos en el Señor creen que ya se saben todo y desgraciadamente la mayoria mal interpretan la palabra de Dios; los falsos lideres; los "profetas" de hoy y los "apostoles" de estos tiempos, todos ellos se han encargado de darle a la palabra una visión misteriosa en casos donde la biblia es muy clara; te dicen versos y les dán énfasis a veces hasta fantasmagoricos donde la enseñanza tan solo es literal; adoptan promesas y palabra de Dios que solo se debe aplicar para ese momento, para esa persona y para ese lugar (rema); y usan los textos aislados sin mostrarte el contexto de ellos para engañarte y, tambien  nosotros (reconozcamos la verdad), usamos la palabra de Dios a nuestra conveniencia por y para justificar la vida tan carnal que vivimos, los de la iglesia de Cristo.
Segun Apoc 3:14-20 (leelo por favor en tu biblia) la iglesia de Laodicea en su contexto profético és la última iglesia antes de la venida de Jesús y basta leer estos textos y ver en que situación vive está última iglesia: TIBIEZA y que es sino la contaminación del mundo en la iglesia y es que ahora cada dia mas nos convertimos a la forma de ellos (aborrecida por Dios) en vez de que ellos se hagan a nuestra forma. Romanos 12:2
El titulo de esta seccion asi como el primer texto que menciono al iniciar son versiculos de la biblia que nos hacen pensar que la salvación si se pierde. Es muy serio lo que en ellos se dice,y son palabras del mismo Señor Jesús y debemos estudiarlas y entenderlas profundamente porque quizas de entenderlas depende nuestra salvación.
Empezemos por lo sencillo, quizas ya sabes de memoria los siguientes textos pero es necesario repetirlos y entenderlos tal cual son sin darles mas misterio, en estos textos radica la verdad de Dios para nosotros.
En Juan 14:6 El Señor Jesucristo dice: "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi"   Esta es la respuesta para aquel que dice "cual será el camino? o...cual será la verdad? o...como tendre vida?  ...= JESUCRISTO.
También dice en Juan 3:16 que "De tal manera amo Dios al mundo que dió a su Hijo único para que todo aquel que en el cree no se pierda mas tenga vida eterna" así que la palabra de Dios dice que si creemos en Jesús, el hijo de Dios, tendremos vida eterna. 
más claro?
El mundo actual viene de vivir cientos de años creyendo que la vida eterna se logra por obras y es que esa es y sigue siendo la enseñanza en la religión tradicional, misma que fuera obligatoria por varios siglos en el mundo, por eso es tan dificil desprendernos de este criterio. Eso les enseñaron a nuestros padres, y a sus padres, y a los padres de sus padres......Pero solo basta escudriñar la biblia y notar lo siguiente: si la salvación nos la pudieramos ganar con obras ¿porqué era necesario que Dios viniera al mundo en forma de hombre y se despojara de su poder y majestad y se dejara humillar por su misma creación (el hombre) y muriera pagando nuestra deuda para darnos oportunidad de ser salvos? (1a timoteo 3:16); ¡Porque por obras no hay salvación! (Efesios 2:8,9).
Entonces? Es por fe! en la obra redentora de Jesucristo; El pagó nuestra deuda y nos ha justificado ante el Padre Celestial. (Rom 4:24,25 y 5:1) asi que no hay duda, es la única forma, por eso vino y murió y resucitó y solo el que creé en El será salvo.
Ahora, aqui otro problema es ¿como crees..?
La iglesia cristiana actual se dá vuelo llevando a la gente, desde hace varias decadas y en ocasiones para ser mas popular, a grandes masas, a "recibir a Cristo" realizando una oración guiada (rezo) y haciendoles creer que eso basta para ser salvos.
Esto es mas anti-bíblico que nada.
Te abordan y convencen con frases como: Para de sufrir; Dios te ama y quiere que seas feliz; eres hijo de Dios y no tienes porque ser pobre; Dios quiere tener una relación contigo; y mas frases parecidas que solo son una estafa que usan para llevarte a un grupo donde esperan que te la pases "sembrando" tu dinero para obtener ganancias, se enriquecen y no les importa que tu te conviertas en un cristiano frustrado y derrotado.
Pablo, apóstol de Jesucristo le dijo a la iglesia de Galacia "Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anuncia un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguien os predica un evangelio diferente del que habéis recibido, sea anatema" (Gal 1:8,9) en base a este texto podemos llamar anatema (maldición, expulsado de la iglesia) a quien practica ésta nueva forma de llevar a la gente a la seudo-salvación porque no hay parte en la biblia que hable de esta practica ni es lo que nos enseño Jesús.
El mensaje del Señor Jesús fué y será siempre "ARREPENTIOS" 
De igual forma lo hicieron los apóstoles. El hombre tiene que reconocer su condición de pecado delante de Dios, arrepentirse y cambiar de actitud. ésto si está en la biblia. vea Mateo 3:2, 4:17, Marcos 1:15, Hechos 2:38, Hechos 3:19. y revisando éstos versiculos nos damos cuenta que es necesario el arrepentimiento, y ademas para ser válido, está ligado forzosamente a una conversión y ésta conversión significa dejar de pecar, no solo sentir dolor por haber pecado y pedir perdón sino dejar de practicarlo y entonces estará completa nuestra fé en que la sangre derramada por Jesús vale como pago de nuestras transgresiones y nos ha justificado delante de Dios y por lo tanto tenemos paz y reconciliación con El y somos hechos hijos y co-herederos con Cristo Jesús de la vida eterna. Romanos 8:17
Si solo creemos como conocimiento no sirve de nada; saber que Jesús murió y decir una oracion y creer (insisto como conocimiento) en esa oración no nos lleva a nada. por eso hay miles y miles de personas que despues de vivir esta efímera experiencia siguen siendo los mismos pecadores, se creen cristianos pero fracasados y nada cambia y siguen con ese vacio en el corazón, algunos desesperados por vivir un cambio pero no pueden porque fueron mal conducidos, y viven una vida liturgica quizas muy completa  por sus nuevos atractivos, la nueva iglesia que parece mas bien club social, deportes, teatro y squetchs contaminados del estilo del mundo, comidas y eventos divertidos y una vida con nueva música de ritmos carnales adornados con letra cristiana (porque esto es lo que está en boga ya que ha dejado muy buenas ganancias a los artistas cristianos )y sin embargo y reitero: SIGUEN VACIOS !!
Este forma de creer no sirve, es el mismo creer de los demonios, dice la palabra en Santiago 2:19 "Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan"

Pero si mi fé en Jesús va acompañada de arrepentimiento y de un cambio de actitud, la renuncia al pecado y siento en mi ser un deseo inmenso de conocerle, de alabarle, de obedecerle y seguir sus preceptos...ah !! entonces mi creer es genuino y mi salvación segura y mi corazón ya no tiene ese vacio de antes sino paz, la paz de Dios.

Que mayor paz en el corazón que saber que cuento con mi salvación y que no la perderé porque no se basa en mis obras sino en la promesa de Jésús y que tajante realidad de que mi vida esté llena de obras y obediencia si es que soy salvo no para ganar nada sino como consecuencia de mi fe y comprensión del gran amor de Dios y su gracia derramada en mi vida.
Veamos la promesa de Jesús.
"He descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. Y la voluntad del Padre, que me envió, es que no pierda yo nada de todo lo que él me da, sino que lo resucite en el día final. Y esta es la voluntad del que me ha enviado: que todo aquel que ve al hijo y cree en él tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día final". (Juan 6:38-40)
Que mayor seguridad la que me dá Jesús si me dice que El es el encargado de que yo no me pierda sino de que sea resucitado el dia final !! asi que si fuera por mis obras seguramente viviria dudoso de mi salvación pero si leo  en la palabra que Jesús hizo, hace y hará la voluntad del Padre y la voluntad del Padre es que Jesús no permita que yo me pierda entonces no tengo la menor duda de que mi salvación está garantizada porque Jesús es Dios y tiene poder y "no es hombre para que mienta ni hijo de hombre para que se arrepienta" (Numeros 23:19) Recordemos el caso de cuando Jesús calmo la tempestad (Marcos 4:35-41) aunque ya les habia dicho que pasarían al otro lado del mar a sus discipulos, éstos lo olvidaron y hasta pensaron que perecerían por la tormenta tan fuerte que les sorprendió en la noche. Después de levantar al Señor y de que El con su poder calmara el mar y la tormenta, Jesús les dice "¿porque estais amedrentados? ¿como no teneis fe?" pues si ya les habia declarado su palabra de que pasarían al otro lado tenian que estar tranquilos y esperar a ver el cumplimiento de la promesa. Ese suceso fué escuela para ellos y lo sigue siendo para nosotros para que lo apliquemos confiando en lo que Jesús dijo.
Otro versículo de los que mas han impactado mi vida está en Juan 10:27-30 "Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos."
Estas son palabras de Jesús, sorprendentes, impactantes, llenan de paz el corazón y confirman la esperanza viva de todo cristiano y vuelven anhelante el día que Jesús venga por nosotros.
Estos versiculos nos dan la respuesta a la pregunta polémica con la que iniciamos. Jesús dice "mis ovejas oyen mi voz y me siguen" que hacen las ovejas de Jesús?...le siguen; esto equivale a obediencia, a hacer lo que él mando como consecuencia de la redención que ganó en la cruz del calvario. y el creyente lo hace con gozo, con amor para nuestro Salvador, no por imposición, es de todo corazón, no para ganar nada sino como respuesta a su amor incomparable y con todo nuestro amor buscamos hacer la voluntad de Dios porque el nos amó primero y nos ha dado esta salvación tan grande a travez de su hijo Jesucristo.
Veamos la cita del titulo de este tema es en Lucas 6:46-49 
"¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. 
Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa." Mi fe y mi vida deben estar puestas en Jesús, nuestro redentor.
Lucas 9:23 dice "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame"
Notemos que el creyente y salvo ya no vive para si sino que se deleita haciendo la voluntad del Padre ofreciendo su vida cada dia en obediencia.
leamos...."Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y el os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis. En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él". Juan 14:15-21
Que hermosas palabras de Jesús y que promesas! y tambien que verdad: si lo amamos entonces guardamos sus mandamientos.


Recursos para medir mi vida y mi salvación.
En Lucas 6:27-36 encontramos un regla muy buena para medir nuestra conversión; Dios quiere que seamos como Él, que actuemos como Él..recuerdo como muchos aprendimos en ese hermoso libro titulado "En sus pasos" la pregunta que nos ayudaria a vivir mas en Cristo: "¿que haría Cristo en mi lugar?" esto hasta se convirtio en pulseras y anillos y calcomanias en muchos lugares del mundo pero en realidad debe estar siempre en nuestro corazón.
Dice Paul Washer que si queremos en verdad saber si somos salvos debemos leer la primer carta de Juan y comparar nuestra vida con lo que ahi dice. El siguiente video es de una predicación de éste gran siervo de Dios, si queremos saber mas de pecado y salvación te invito a que lo veas.


Otra fabulosa regla que Dios nos ofrece para medirnos y saber si nuestra vida está en el espiritu o en la carne es su palabra en la carta de Pablo a los Galatas y dice:
"Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. Pero si sois guiados por el Espiritú, no estais  bajo la ley.
Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros"
(Gál 5:19-26)

La palabra es muy, muy, muy clara, no crees?
Que Dios les bendiga y que ésta palabra toque y cambie nuestras vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada